Parques Naturales

Parque Natural Sierra de Guara

El Parque Natural de la Sierra de Guara se ubica en la parte central y más al norte de las Sierras exteriores. Con un paisaje completamente diferente al que encontramos en la media y alta montaña del Pirineo, su belleza radica en los espectaculares cañones esculpidos por el agua, los altos mallos que generan paisajes de vértigo, y las simas, cuevas y otras formas geológicas formadas por la acción erosiva del agua.

 

Los bosques de carácter mediterráneo, donde abunda la encina, se alternan con pastizales, sobre todo en el entorno de la cima más alta del Parque, el Tozal de Guara.

En sus famosos cañones, estrechos y profundos, crecen plantas exclusivas de estas zonas, como la oreja de oso o la corona de rey.

Sus paredes rocosas son el refugio de aves como el buitre leonado, el alimoche, el águila real o el quebrantahuesos.

Guara ofrece un patrimonio natural único, pero también cultural. En estos barrancos, entre las escarpadas paredes, se pueden visitar pinturas rupestres ubicadas en la cuenca del río Vero.

 

Para más información puede visitar la web del Parque Natural Sierra de Guara.