Zonas y valles

Valle Broto

Enclavado en pleno corazón del Pirineo Aragonés, el valle de Broto posee una reconocida tradición turística, patente ya en las descripciones de los primeros descubridores y divulgadores del Pirineo.

Sus pueblos, asentados en torno a los 900 m. de altitud y protegidos de los vientos del norte por la imponente muralla natural de Mondarruego, gozan de una climatología agradable que los convierte en un marco ideal para el disfrute activo del ocio en todas las edades.

Su gran variedad de paisajes, de los que Ordesa constituye el mejor exponente, permite desde la excursión a glaciares y cumbres de más de 3000 m. hasta el apacible paseo a la orilla del río. También otras prácticas deportivas como la escalada, piragüismo, parapente, caza mayor o pesca de la trucha.

Los pueblos conservan su carácter rural y de montaña, su arquitectura pirenaica y sus tradicionales modos de vida. Dejarse sorprender por su aire medieval y sus rincones evocadores es una invitación a descubrir por uno mismo.

Información Turística Valle de Broto